El miércoles 27 de noviembre, la comunidad liceana hizo un alto en su quehacer académico, para despedir a una nueva generación de liceanos, que parten llenos de esperanzas, anhelos y sueños ilimitados, que emprenden el camino hacia otros senderos, donde de seguro, plasmarán el espíritu del liceo Marta Donoso Espejo.